Reseña: «VIKINGS: GRAN FINAL»

PARA VER LA RESEÑA DE LA TEMPORADA COMPLETA, CLICK AQUÍ

-Calificación: [8,6/10 ]

————————————

Después de casi 8 años, seis temporadas, y un spin off en camino, ha acabado Vikings, la serie que trajo al cultura nórdica al mainstream y demostró que las series históricas, fuera de que tengan o no que ser acertadas, no tienen por qué ser aburridas.

Esta segunda parte de la última temporada fue lanzada en conjunto, por lo que vale más revisarla de la misma forma en lugar de hacer una molesta pausa entre cada capítulo para escribir una reseña.

A continuación repasaré la trama y el desarrollo de los personajes, así que ojo con los SPOILERS.

La primera mitad de esta camada de capítulos (caps 11-15), sin dudas son de los mejores que tuvo la serie desde que comenzó, y podemos decir que es clímax de la historia en general, pues se hace mucho hincapié en que la “era dorada” de los vikingos, la tan afamada “era de los héroes” está terminando con la partida de ciertos personajes.

Esto se traduce en acontecimientos que ya todos veíamos venir. El ataque de los rusos y posteriores conflictos internos, y el vacío que dejan los hijos de Ragnar en su hogar, luego de su partida a diferentes destinos y con diferentes motivaciones.

Otro tópico a resaltar es uno que anticipó desde el primer capítulo de la serie, pero finalmente lo vemos realizarse. El choque de culturas causando una unificación de tradiciones e incluso de dioses. Creo que esta es la tesis de la serie, pues aunque nos muestra una infinidad de acontecimientos sobrenaturales, nunca se inclinan hacia una verdad absoluta, y da tiempo a ambas culturas (cristiana y nórdica) de exponer sus visiones gracias a la magia de la televisión

Acá es cuando vemos el punto de no retorno del que considero que es el protagonista de la serie, Ivar, pero de eso hablaremos más adelante, y luego surge una vez más la trama de las “dos reinas”.

Durante la segunda mitad pero antes del gran final, (caps 16-19), tenemos muchas sub tramas muy pesadas y repetitivas, pues hay otro conflicto de poder en Categat a raíz de que los hijos de Ragar que se cambiaron de bando por centésima vez, quieren atacar Inglaterra por milésima vez, y con el rey partiendo en su compañía, deja vacío el trono y en este, conflictos de sus seguidores. Mientras tanto, otro grupo de vikingos buscan una tierra paradisiaca (otra vez), hay traiciones (otra vez), están a punto de morir (otra vez), encuentran el paraíso (otra vez), y encuentran conflictos (otra vez).

Estos capítulos asientan una floja conclusión pero son redimidos por un gran final agridulce pero complaciente del que hablaré a continuación, pues toca hablar de los personajes.

Primero, creo que vale la pena reconocer el rol de Harald en la serie, pues aunque sea un personaje odioso en momentos, y haya cometido pecados imperdonables (como todos los vikingos), su personaje fue desarrollado de maravilla. Pasó de ser un secundario, a un antagonista a casi protagonizar la serie junto a los hijos de Ragnar. Suele acertar donde todos estos se equivocan, es para bien o para mal el sujeto más oportunista de la serie y sigue la tradición vikinga y la filosofía de Ragnar (o su interpretación de ella) con la misma convicción que todos sus herederos.

En segundo lugar quiero hablar de todos esos personajes pequeños que murieron, pero que tuvieron su momento memorable. Está Olaf, cuya muerte hace que olvides todo y te caiga bien. Gunnhild, quien luego de perder a su esposo, se da cuenta que su rol en esta historia ha terminado, y curiosamente como la actriz que la interpreta (nadadora olímpica), se va nadando hasta el Valhalla.

Mención honorífica a Oleg, quien en un principio me parecía un villano de turno promedio, y pasó a ser el fanático religioso definitivo de la serie. Un cabrón que da gusto de ver morir (a comparación de otros villanos). Y por supuesto Kjetill, interpretado por la leyenda de la WWE Edge, el mejor secundario de la primera parte de esta temporada, a quien no vemos morir, pero se convierte en la moraleja de una fábula sobre la codicia hecha realidad gracias a la magia de la televisión.

La trama de las dos reinas me pareció lo peor entre lo mejor, pues es algo que ya vimos en las primeras temporadas con Lagertha y Aslaug, pero la llegada de Harald le da sazón al asunto y esta crisis termina en el nacimiento de otra, el ascenso al poder de Ingrid. Casi todo relleno en una manera algo floja de despedir a Categat.

Entrando a hablar de los hijos de Ragnar, entramos a los platos fuertes.

Primero está Ubbe, quien sigue siendo el que adquirió la mayor cantidad de rasgos de su padre, tanto en físico como en filosofía. Este se convierte en la conclusión viva de la serie en su debate de crisis de identidad y religión. En su compañía está Torvi, quien no hace mucho como en la primera parte de la temporada, pero sí hace presencia al sufrir una vez más la muerte de otra hija, así dejando sin descendencia al buen Bjorn; el resto del tiempo solo aporta a los conflictos de Ubbe. Torvi sufrió bastante en la serie por lo que es lógico concederle un final feliz. Con una trama que estaba destinada demostrarnos que no todos los vikingos tienen hambre de expansión o ego cultural, el camino de Ubbe estaba dirigido a traer de vuelta a nuestro carpintero favorito. Floki cierra la serie resumiéndola con menos de diez palabras, y trayendo a la vida a Ragnar sólo contando su sueño. Quizás el final más feliz entre los Ragnarsons.

Luego está Hvitserk, quien después de tropezar en la droga un par de veces más, finalmente acepta su destino de ser la sombra de Ivar pase lo que pase (otra vez), sólo que con gestos y expresiones, se convierte en el personaje más creíble y realista de la serie, sin duda el mejor actuado. Su destino es agridulce, pues le toca vivir, sólo que una vida que él no hubiera preferido, aunque sin una depresión o vacío existecial. Su final quizás no haya sido épico, pero su camino y muy lenta redención fueron brillantemente construidos, aunque sirvió casi exclusivamente como principal combustible para la trama de Ivar.

Una pequeña queja antes de lo fuerte, no hubiera estado de más un cameo, recuerdo, escena o mención de Rollo. Creo que el final lo ameritaba. Pero bueno.

Ahora sí, los dos platos fuertes. Aunque creímos que Bjorn iba a hacer la gran “Jon Snow”, acabó por impactar con su partida, pero no cualquier partida, una de las muertes más épicas en la historia de la televisión. Su muerte incluso llegó a ser más grande que la de su padre (puesto que lo “épico” en la muerte de Ragnar fue la venganza de sus hijos). Bjorn se convirtió casi en un dios en la serie, y aunque ya se le había dado una especie de despedida en la primera mitad de esta temporada, muere en lo más alto de la escala de heroísmo. No será el favorito de muchos, pero hay que reconocer que fue un pilar para la serie.

Y por último el mejor personaje de la serie de lejos. Ivar posee el mejor arco y desarrollo de esta adaptación, pues cuando finalmente descubre que alguien lo ama de verdad, y no me refiero al clon de Fredys, sino a nada más y nada menos que al príncipe Igor. Ambos se salvan mutuamente la vida después de ver un reflejo de ellos mismos en el otro, creando una relación de hermanos, e incluso diría que de padre e hijo. Este es el punto de no retorno para Ivar, quien es empujado a sentir un impulso natural que corre en su sangre de Vikingo y regresa a casa para planear una última conquista.

El mejor rasgo que heredó Ivar de su padre, siempre fue el “pensar fuera de la caja”, sólo que potenciándolo a la milésima. Pero al momento de recordar a su padre, también trae consigo toda esa ira y repudio que lo vió crecer, llevándole a una última gran batalla llena de furia. Sin embargo, en sus últimos momentos, recupera la lucidez mental y acepta su destino, acepta que fue amado, y acepta que ama a su hermano Hvitserk, disculpándolo y siendo disculpado. Ivar finalmente muere orgulloso y feliz, y no fingiendo orgullo y felicidad como en toda su vida.

Y así acaba esta última parte de esta serie, cerrando un ciclo de casi 40 años de la historia o saga de una familia de “héroes legendarios”, el ascenso y caída de una cultura, y un pequeño fragmento de la historia, quizás no contada con precisión, aunque sí haciendo honor a la palabra con la que son referidas: “Leyenda”.


-Fecha de estreno: 30 de diciembre de 2020
-Vikings: Temporada final, Capítulos 11 al 20

-Ficha en IMDB: https://www.imdb.com/title/tt2306299/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: