La inyección

El siguiente texto fue escrito originalmente en inglés y es una práctica realizada para un taller de escritura creativa.


Mis padres me llevaron a la heladería, pero fue una trampa, era día de vacunas (A) Desde que tengo memoria, siempre tuve miedo a las inyecciones, No me digan que ustedes nunca, creo que es un miedo muy razonable cuando eres niño (B) De alguna u otra manera, siempre lograba zafarme de las vacunas obligatorias en la escuela, solo era cuestión de tener siempre un algodón en la mochila para ponértelo en el brazo, y decirle al profesor que tu turno ya pasó. Pero de mis padres no había escapatoria, ya conocían todos mis trucos, y ese día me habían jugado muy sucio. (D) Estábamos a nada de llegar, me miraron por el espejo retrovisor, ellos sabían que yo ya sabía. El pánico comenzó a subir y en el primer instante en el que se distrajeron, me solté el cinturón y salté por la ventana hacia una vereda vacía, pero con el auto aún en movimiento. (C) La mala noticia fue que me fracturé la clavícula y me disloqué el hombro, la buena es que ya en el consultorio, el dolor fue tan grande que no sentí la inyección de la vacuna, (E)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: