Reseña: The Kooks -«LET’S GO SUNSHINE»

-Calificación: [ 7,0/10 ]
————————————
Esta banda es estética y musicalmente un estándar de todo lo indie normal y etiquetable. Tiene no más de dos temas memorables por disco y ya, es ese tipo de música que no tiene sabor ni olor pero tampoco te incomoda.
A pesar de tener una voz muy reconocible, si nos ponemos a observar a cinco artistas del género aleatoriamente, encontraremos que The kooks es una más en el montón.
Después de una compilación el año pasado, los británicos nos traen su sexto proyecto con una intención diferente. Pegar al mercado.

Tenemos un intro de 20 segundos y next se viene «Kids» (sí, como la canción de mgmt) con mucho aire a Strokes y Arctic Monkeys, digamos que los más grandes en la escena indie. El estribillo es muy agradable y después de este el tema sorprende con una chiclosidad que casi nunca se muestra en el indie moderno que es tan experimental.

«All The Time» (sí, como la canción de Green Day) tiene un riff muuuy parecido a «Dust in the Wind» de los Scorpions y a «Blackbird» de los Beatles, pero debo admitir que el estribillo hace que sea otro acierto, muy cantable y con una letra sesentera cool.

Pasemos a «Believe»(sí, como la canción de Dirty Heads), es casi tan agradable como el anterior, pero casi pasa a ser una copia del mismo no tan buena, sin embargo acá la letra bohemia del estribillo que entra de golpe le dan mi perdón al tema. Se siente bien retro, está meh.

«Fractured and Dazed» (vaya nombre original) ya es un típico tema de the kooks, o de cualquier otra banda.

«Chicken Bone» también es un sonido que ya escuché en el catálogo de esta banda, pero se siente más fresco, la progresión de acordes, esa en específico, es una trampa del examen, es imposible no hacer temas pegajosos con esa fórmula. La letra es divertida, la más entretenida del disco, puntos extra.

«Four Leaf Clover» Es un tema más happy que puede sonar en el clímax de una película de dreamworks.

«Tesco Disco» y «Honey Bee» son mas románticas y muchísimo más melódicas y acústicas. El segundo un poco mejor que el primero.

«Initials for gainsbourg» tiene una percusión mas clara y una guitarra rítmica finalmente mas interesante, aunque el estribillo más forzado. Ya se siente más experimental.

Es pecado ser una banda indie y no poner nombre de mujeres a las canciones, «Pamela», otro tema con letra entretenida y estribillo cliché, no es malo para nada, cuenta una historia y su velocidad aporta frescura al disco.

«Picture Frame» Es de lo mejorcito del disco ese principio acústico da alas, pero su instrumentación resta. Sin embargo tiene uno de los mejores letras de la banda, un tema trabajado y sólido.

«Swing Low» es un tema con bastantes vibras a los beatles, sencillo, escuchable pero más que olvidable.

Sin embargo «Weight of the World» es lo mismo que el anterior, menos sencillo, pero menos olvidable, la letra es de la misma temática que todas pero se ejecuta mejor para este tipo de música.

Acabamos con «No Preassure» que da un cierre redundante a un disco con quince canciones casi iguales que sólo buscan diferenciarse por su estribillo.

Hey! tampoco seamos tan cabrones.

El fin de criticar también es valorar el esfuerzo de los artistas. Y créanme que estoy riendo porque lograron lo que buscaron, vamos que no es un excelente disco, pero juro que es el mejor de la banda.
—————————————
-Salida Oficial: 31 de Agosto de 2018
-Mejores Canciones: «Kids» «All the time» «Picture Frame»

Un comentario sobre “Reseña: The Kooks -«LET’S GO SUNSHINE»

Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: