letras

Caricaturas

Recuerdo aquellas tardes de cereal y leche

con colegas de saliva y futuros desconocidos

las fiestas eran piñatas y los celos eran juguetes

las conversaciones caricaturas, y las peleas inocentes.

No sabíamos que los segundos y los años, son dos cosas diferentes.

No sabíamos nuestros nombres, solo apodos deficientes.

La resaca era por soda, la sangre por columpios

que fácil fue llorar, y más fáciles los estudios.

Los trasnoches, para ver películas a blanco y negro

y las madrugadas para el deporte, y uno que otro sueño.

Ahora son otros, los futuros desconocidos

hay saliva en las piñatas y sangre en los espejos partidos

el cereal y la leche, sólo en las resacas

soy yo la caricatura, en un mundo a blanco y negro

en donde extraño desperdiciar lágrimas.

erdmute-and-hans-herbert-esche-19051

Asesino serial y catador de música

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.