Reseña: «BILLIE EILISH: THE WORLD’S A LITTLE BLURRY» (2021)

-Calificación: [7,1/10 ]


Pasó un tiempo desde mi última reseña de película, y aún más tiempo desde que reseño un docu. Hoy llega uno de los más anticipados en el mundo de la música, siendo el que cubre el proceso de producción, lanzamiento y giras de la artista pop Billie Eilish.

Un disco que si quieren ver si me gustó, pueden pasar por mi reseña (click aquí), pero el enfoque de este documental va enfocado a la transición de una adolescente común hacia una artista famosa a nivel global. Una lucha por mantener la estabilidad mental contra el agobio, responsabilidades y consecuencias que conllevan tener una vida pública y una vida privada.

Muchas de las mejores curiosidades del docu ya eran públicas, como el hecho de que se graduó a los 15 y estudió en casa, su Tourette y tics nerviosos,  que quería ser bailarina pero sus lesiones frustraron su sueño, y el más relevante que es que vive con su familia en la casa donde creció, y produjo su disco en ese mismo lugar.

Es este último punto el que abre el docu de la forma más amigable. La composición de las canciones y el trabajo con su hermano Phineas, autor lírico de la gran mayoría. Su inconformidad al componer una canción por su cuenta por miedo al rechazo, y cómo nació la canción “Turning Blue”:

Algo medianamente conocido pero que le da mucho valor visual a la película, es cómo el concepto de sus videoclips y del disco en general salen de su cabeza, y ella personalente dirige a los directores de los clips.

Cuando pasamos a las giras es cuando el drama empieza a aparecer, pues el estrés de la agenda llena y el agobio de la luz encima comienzan a influir la actitud y relaciones de la muchacha. Su única relación sentimental es gravemente afectada, algo que sí que era un secreto. Y se llega a un clímax cuando comienza a conocer a celebridades como Katy Perry y por ejemplo no sabía quién era Orlando Bloom hasta que se lo explican. Y acaba conociendo a su amor platónico de la infancia, Justin Bieber, quien termina haciendo un remix de una canción suya. La cima de la cima.

Muchos aspectos de este documental ya fueron vistos en multitudes de entrevistas y eso es lo que lo hace interesante. Que a pesar de luchar por mantener una vida “privada”, su adolescencia fue consumida.

Pero lo mejor del docu son sin duda los últimos 30 minutos, donde una casi desensibilizada Billie, reacciona al darse cuenta que es vista y tratada como un producto, más que como una persona; y decide dar vuelta atrás a las páginas.

Como ya dije, no hay “revelaciones” como tal en la película, como por ejemplo en el docu de los Jonas Brothers (reseña click aquí), pero sí hay una mirada paralela diferente a la mente de la artista que quizás para los fanáticos resultará fascinante, y para el público general por lo menos será curioso.

Aunque carente de impacto, no es nada pesado para tener 2 horas y 20 minutos. Y si solo conocías a Eilish como una cantante pop de moda, el docu es todo lo que necesitas para cambiar de perspectiva.


-Fecha de estreno: 26 de febrero de 2021
-Dirección: R.J. Cutler
-Idioma original: Inglés
-Género: Documental, música
-Duración: 140 minutos
-Disponibilidad: Apple TV

-Ficha en IMDB: https://www.imdb.com/title/tt11459366/

Un comentario sobre “Reseña: «BILLIE EILISH: THE WORLD’S A LITTLE BLURRY» (2021)

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: