Reseña: FIONA APPLE – «FETCH THE BOLT CUTTERS» (2020)

-Calificación: [7,6/10 ]


Creo que si no hablo del que está siendo elegido como disco del año en tantas revistas y plataformas, este blog será funado.

Pero haciendo a un lado la presión social, sí, escuche al disco, soy consciente de su existencia, dejé su reseña pasar porque fue algo muy aleatorio para mí en su momento y no lo vi imprescindible. Hoy, dado su recibimiento, creo que vale la pena hablarlo y repasarlo un poco.

Fuera de cualquier broma, y con los pocos proyectos interesantes que tuvimos este año, sería muy ingenuo de mi parte dejar pasar un disco que sí me llegó. Un disco que recibió un 10/10 departe de Pitchfork, una plataforma de la que tengo muy pocas opiniones positivas, sin embargo, esto no influirá de ninguna manera (buena o mala) en mi crítica. Además es el disco del año en la misma, y en otras plataformas como en Consequence of Sound, Forbes, The New York Times, Vulture, Entertainment Weekly y por supuesto, en otras listas no baja del quinto lugar. Ahora sí ¿cómo me pareció?

Conocí a Apple a través de sus tantas colaboraciones en los últimos años, pero su nombre se me quedó presente por sus aportes a bandas sonoras diversas.

Recuerdo haber escuchado su discografía y llegar a compararla con Natalie Prass y Regina Spektor, aunque sin gustarme tanto como ellas, tiene un par de discos buenos, y otro par muy experimentales para mi gusto personal. Aunque una particularidad si me llamó la atención, y es su versatilidad, en instrumentos, letra y estructura, quizás la letra sea su fuerte (recuerda a SoKo en sus inicios), pero se divierte mucho experimentando con la instrumentación. Puede que su música nunca me pareció nada de otro mundo, pero sus discos eran lo suficientemente variados como para diferenciarse de los demás artistas. Muy complejos y trabajados.

Además es una mujer muy influenciada por el jazz, y no le importa jugar con arreglos de voz a cada rato. Muy segura y muy astuta para improvisar, al punto de recordarme Bjork a ratos, también una esencia a Soul Coughing.

En fin, este disco no se diferencia en ninguno de los atributos previos en su discografía que acabo de describir, y al mismo tiempo resalta bastante, pero bastante.

La novedad en este proyecto es el aura familiar y color en las canciones conseguidas gracias a melodías más estructuradas, algo que sus discos previos carecían para dar paso a la improvisación y/o arreglos de voz.

Primero me voy a explicar con lo del color. Cuando dije que el fuerte de esta mujer era la letra, pues cuando canta estos temas, también los vive, los interpreta con el tono, actitud, carácter acorde a la letra, como si fuera una obra de teatro. A propósito de la letra, muchísima referencia a la cultura pop. Por otro lado, se tratan tópicos muy, pero muy íntimos, trágicos, y por su parte audaces y valientes como autora.

Ahora hablemos de lo que yo defino como aura familiar.

¿Ubican esa sensación cuando después de muchísimos años escuchan la canción de apertura de una caricatura de su infancia? Aunque no reconozcan la caricatura de entrada, sienten la melodía familiar y les da un sentimiento de nostalgia muy profundo, incluso cuando quizás en su infancia consideraban la canción repetitiva y molesta. Es este fenómeno lo que ocurre con este disco tan solo en la segunda escuchada. Las canciones tienen un sentido de familiaridad muy marcado.

Ahora no vengo acá a hablar de la historia detrás del disco, muchas anécdotas están inundando el internet en estos momentos y no me siento con ganas de googlear algo que puedes hacer ustedes mismos. Pero hay un dato que sí me llegó e influye mucho a mi perspectiva del disco, y explica también el porqué de su sonido.

Resulta que es un Lo-Fi, esto quiere decir, baja fidelidad, de bricolaje, hecho en casa, hecho por ella misma, en la comodidad de su living. Evidentemente este año estuvo lleno de esos proyectos, pero por ser este año. Otro dato suelto, es que Cara Delevingne (sí, la actriz) colabora con coros en la canción homónima al disco.

Puntos negativos sí que hay, no me importa lo que diga Pitchfork, está lejos de ser un disco perfecto. Su percusión es muy de fórmula, algo muy Imagine Dragons de su parte. Ahora que lo pienso, de hecho es la misma fórmula de Imagine Dragons (les recomiendo click este video). Luego, es excesivamente experimental y producido sobre la marcha (improvisado quizás), si soy consciente que esto es más de gustos, si hablamos de gustos generales, no lo veo como algo bueno, es agobiante, pero dentro de su género de digamos “art pop”, se vale todo, y yo lo aplaudo aunque no lo disfruto.

Concluyo con tres puntos que sintetizan todo. Uno, sí es su mejor disco. Dos, no me cautivó tanto como a la gran mayoría, pero entiendo a la perfección por qué sí a quienes sí. Tres, es quizás después de el de The Network, el disco más fácil de repetir y seguir disfrutando como una primera vez.


-Salida Oficial: 17 de abril de 2020
-Mejores Canciones: «I Want You To Love Me» «Under the Table» «Cosmonauts»

2 comentarios sobre “Reseña: FIONA APPLE – «FETCH THE BOLT CUTTERS» (2020)

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: