No te oyeron, tal vez te oigan ahora.

Vincent Van Gogh es junto con Da Vinci, uno de los pintores que más ha trascendido a su contexto artístico hasta llegar a la cultura pop.

«Starry Night» es para una mitad de sus conocedores, una obra maestra sublime que marcó un hito en la manera de percibir el arte, y para la otra mitad es una obra sobrevalorada que ha sido un millón de veces prostituida y reproducida hasta el punto de convertirse en un filtro de snapchat.

Los productos que han surgido a partir de esta son infinitos libros y películas. «Starry Night» es el inicio de «Vincent» la canción que hizo famoso a Don McLean, «Starry Night» es el wallpaper de cualquier hipster. El capítulo más exitoso de Doctor Who es el tributo a Vincent. «Starry Night» es todo lo que no quiso ser cuando nació.

Las miserias de un artista han llegado a ser más grandes que su arte, y la interpretación de esta se encuentra más limitada de lo que debería.

Ya pocos ven más que psicodelia en la obra, Van Gogh es un miserable artista cuya vida se encuentra llena de ironías y cuya muerte lo llevó a la fama, en sus obras se puede ver la soledad, la depresión, los vicios, y los sueños, siempre con una distorsión que da origen a un universo paralelo de cosas que existen en el nuestro. El artista mostraba una realidad alternativa y narcotizada, en la que se remplaza el dolor por el color.

Pero hoy Van Gogh es solo el Kurt Cobain del impresionismo. Fue importante, talentoso, y expresaba sus demonios de la manera más angelical pero las masas lo convirtieron en un símbolo de lo común, de lo vendible. Una de las más grandes modas.

No estamos suponiendo que esto es algo malo, Vincent ahora es inmortal. Pero es triste que Starry Night se esté convirtiendo en el One Hit Wonder del que debería ser considerado la definición de lo que el arte debería ser. No está mal la sobre producción, pero la gente que encontró una catarsis y un clímax real en su obra, siente que la sobre explotación le está faltando al respeto. Aquí no hay culpables porque no hay crimen. Sólo una impotencia que tiene que ser aceptada o lidiada.

Como dice la canción de Don McLean previamente mencionada: «Pero pude haberte dicho, Vincent, que este mundo nunca fue hecho para alguien tan hermoso como tú.»

giphy2

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: