Top 27: Mis Discos Favoritos del 2017

Bueno muchach@s, acabó un año sobrecargado de discazos.

En este post podrás encontrar la lista de los que más me gustaron, la mayoría (no todos) está acompañado de su respectiva reseña que hice por facebook en el momento de su publicación, espero que te gusten y de todo corazón, los disfrutes.


Mención honorífica 1: Linkin Park – “One More Light”

EDIT: No considero a éste disco lo suficientemente bueno para entrar a mi lista, pero por el amor que le tengo a la trayectoria de la banda, por la hermosa última canción del disco, y como una señal de respeto a su fallecido frontman, acá la tienen.

“[Reseña de mi Facebook 17/05/2017]

Hace uno días, los miembros de la banda se defendieron por twitter en contra de los opositores de sus nuevos sencillos, diciendo que el público debería ser más abierto de mente y aceptar los cambios.
El problema es que la banda no se da cuenta que la gente no esta molesta porque no den ni 50 centavos de rock, sino porque su música se convirtió en algo sumamente mediocre, concebida solo para vender, miserable y simple.
La verdad es que al escuchar los sencillos, mis expectativas ya eran bajas, pero aún así una parte de mí esperaba alguna sorpresa, como pasó con “The Hunting Party” hace un par de años. (Un disco increíble)
Lamentablemente hice bien al ser pesimista. No esperen un solo riff de guitarra eléctrica en todo el disco en primer lugar, pero repito, ese no es ningún problema para mi. Lo que hicieron en este disco fue sobre producir algunas frases que suenan bien y poner sonidos dubstep al azar.
Si Linkin Park la cagó así, no quiero ni imaginarme lo triste que estaré con el nuevo disco de Fall Out Boy, qué mala suerte ser testigo de cómo tan grandes artistas se humillan de esa manera.
Y bueno, tal vez pueda rescatar un par de temas tranquilos para escuchar en la ducha, pero eso sería casi todo, “Sharp Edges” es el único tema que me da fe para que en su siguiente proyecto, se esfuercen un poquito más.”

Escuchar en Spotify


Mención honorífica 2: Green Day – “Greatest Hits: God’s Favorite Band”

Este disco no está en la lista al ser una compilación de éxitos, sin embargo contiene dos temas nuevos, y uno de ellos es de los mejores de año, así que yolo.

“[Reseña de mi Facebook 16/11/2017]

La banda favorita de dios nos comparte en esta ocasión, una compilación de “grandes éxitos”, bastante completa para alguien que no conoce nada de la banda y quiere empezar por los platos fuertes y los éxitos más comerciales.
Sin embargo, si eres de los que escuchó el trabajo completo de la banda, sabes que esta selección no es ni de cerca la más acertada a ser “lo mejor” de la banda.
Sin embargo podemos probar pedazos diminutos de casi todos los discos (Sin contar con “1039 SOSH“, “Dos! y “Tre!“) aunque en algunos casos solo sea una canción por disco.
Ignorando la apresurada selección de “éxitos” nos encontramos con una gran sorpresa al final:
Back to the USA” es un tema que fácilmente pudo haber entrado en el último disco, es lo suficientemente complejo y elaborado para ser un sencillo, con aires de “Letterbomb” y con una letra a la que “American Idiot” ya nos acostumbró, sólo esta canción vale la compra del disco, y su videoclip es sin lugar a dudas y sin exagerar, uno de los mejores de la banda, (que sufra Trump).
Finalmente, la nueva versión de “Ordinary World” no tiene diferencia con la original, no aporta ni quita nada, y decepciona un poco que no se haya sabido usar correctamente la voz femenina, a la que Billie Joe ya debería estar acostumbrado, después de tremendo disco que sacó con Norah Jones (Foreverly).”

Escuchar en Spotify


27. The Wonder Years – “Burst & Decay (EP)”

Para ser realista, TWY se ganó un puesto en mi lista, más por su trayectoria que por el EP mismo, rescato la versión acústica de “Dismantiling Summer”…

De la cual tienen una adaptación del coro al español latino:

“Últimamente me estuve haciendo al machito,
pero la verdad es que me estoy yendo a la concha, 
en un hospital reventando
en un verano que se hizo pepa
no ví a un solo despechado hasta ahorita
no ví a un solo despechado hasta ahorita
(Traducción del coro de “Dismantiling Summer”, por lusho)

Escuchar en Spotify


26. Alvvays – “Antisocialites”

Una cajita musical bastante minimalista y una edición a lo old school. Es increíble como se sigue usando el “Lo-Fi“, tal es el caso de “Your Type” entre otros.

Hay experimentos tan sublimes como “Not my Baby” y “Hey” que me quitan la duda de que este merece estar entre mis favoritos del año. Si quieren velocidad escuchen “Saved by a Waif”, y si quieren algo para mirar el techo con audífonos puestos, pensando en la chica que les gustaba a los trece años, está “Already Gone”.

Sinceramente odio amar a esta banda, pues no soy fanático de la nueva escena hipster e indie wannabe de la era moderna, solo escuchen “Dreams Tonite”, una belleza con nalgas postmodernísimas. Un disco con drogas, para el uso de drogas, por gente drogona. Legalize motherfuckers!

Escuchar en Spotify


25. Transplants – “Take Cover (EP)”

“[Reseña de mi Facebook 9/10/2017]

Para los que no conocen a esta superbanda, en la que se encuentra Travis Barker (baterista de Blink-182, +44), Tim Armstrong (vocalista y guitarrista de Rancid y Operation Ivy) y Skinhead Rob (D-beat), Transplants es una revolución musical en el campo del punk callejero, el ska, el harcore melódico y muchos otros subgéneros, pero la verdad es que no conozco a otro artista que logre hacer algo parecido.
El ep comienza con “Saturday Night” un tema que ya conocíamos, sólo que con una versión más cruda, rápida y sin Slash en la guitarra (así es, Slash colaboró con Transplants).
Luego viene “Seeing Red” un cover de la legendaria banda Mior threat, que no tienen nada que envidiarle a la original; seguido de “Baggy Trousers”, excelente cover de Madness, creando ska punk del sabroso.
“Nothing but a Heartache” es una versión de la banda power pop The Flirtations, ofreciéndonos ritmos crudos y respetuosos al mismo tiempo, “Live Fast Die Young” es un estúpidamente interesante coverde The Violators que deja con la boca abierta y con ganas de muchísimo más.
“Gratitude” es un poco flojo cover de Beastie Boys que se no posee ninguna particularidad.
Finalmente “Won’t Be Coming Back” es un tema original de la banda mostrando lo mejor que tienen y lo que mejor saben hacer, presumiendo su estética callejera y Noir, dejándos de rodillas ante un próximo LP, que lamentablemente no se lo ve venir cerca.

Transplants merece respeto y gratitud, si bien no nos dieron un disco completo, nos dieron un EP que satisface y demuestra cariño a la fanaticada.”

Escuchar en Spotify


24. Captain, We’re Sinking – “The King of No Man”

Esta banda hermana de los Menzingers, no para de crecer, hay que echar un ojo al punk de Pensilvania que no deja de joder con buena música.

Para dar ejemplos, “Cannonless”,  poesía auditiva de viajero. También podemos escuchar tonalidades progresivas estilo “Heartland” en “Water”.

La tétrica “Dance of Joy” también es digna de un cigarrito y “Trying Year” es como las punkis adolescentes de principio de siglo, pero con profesionales.

Un gran disco que se raja las nalgas para complacer nuestros oídos con variedad, sin tener que caer en la mediocridad en el intento.

Escuchar en Spotify


23. Haim – “Something to Tell You”

Tres talentosas, hermosas y energéticas chicas pueden hacer la diferencia, estas hermanas se apoderaron de toda la escena indie-rock por segunda vez con un disco que deja pálido a cualquiera.

“Want You Back” es su sencillo líder, y uno de los mejores temas del 2017, inspirador y delicado, con unos instrumentos que me cuesta reconocer pero que no me pueden fascinar más, un estribillo ridículamente destructor y la tremenda onda que las voces transmiten como electricidad.

La armonía que se encuentra presente en “Nothing’s Wrong” es tan buena que causa angustia, si fuera mujer definitivamente me cambiaría nombre a Luisa Haim. Lo mismo con “Little of Your Love” que a pesar de no ser perfecta, es fácil de digerir, y muestra alta eficiencia con la lírica.

Salimos un poco del rock con “Ready for you” un indie más playero y popero, no muy de mi agrado, sin embargo nada mediocre (ESO es lo importante); el tema que bautiza al disco es una rareza difícil de digerir, pero tan extraña, que creo que me gusta, no sé, tendré que dale más tiempo a esta.

Ahora sí, “You Never Knew” es el tipo de tema que esperé en este disco, más percusionado y con más psicodelia, bastante en la onda “MGMT“. “Kept Me Crying” es una pseudo balada con un bajo brillante y “Found Me in Silence” sorprende de inicio a fin por su melodía victoriosa.

Otra de mis favoritas es “Walking Away”, con un ritmo claramente inspirado por Tegan and Sara, y la siempre perfecta combinación coral de las hermanas. Y “Right Now” es tan exagerada y putamente sobre producida al principio, pero escuchar esos rasgueos de guitarra distorcionada de vez en cuando me hace dar el positivo, esa voz es tan hermosa que siento que cada edición está de más.

El disco se despide con un bello himno llamado “Night So Long” casi a capela, y con tintes de cuna, pero bastante bastante armonioso y lleno de vida. “Water’s Running Dry” es el bonus que sin pena ni gloria nos demuestra por qué es un bonus.

En conclusión, no es mejor que el primer disco, pero supera un montón a casi todo lo que escuché en bandas nuevas de Indie Rock de la última década, un disco que podría ser el favorito del año para muchos hipsters, y con absoluta razón. Vale totalmente la pena echarle una oreja y si acabas de conocer a la banda, no seas idiota y ponte a escuchar “The Wire” u otros.

Escuchar en Spotify


22. TORRES – “Three Futures”

“[Reseña de mi Facebook 28/08/2017]

“Torres” es el pseudónimo de Mackenzie Scott, una de las mejores ejercitantes del indie rock, y una maestra en hacer música personal, marcando su propia firma en cada canción.
Three Futures es el nombre de su tercer disco de estudio que comienza con “Tongue Slap Your Brains Out”, una canción calmada que carece de potencia pero conserva el aura “Torres”.
Con “Skim” ya entramos completamente a lo bueno del álbum, un tema que posee todas las características que gustan de la artista, y regalándonos un ritmo bajo espectacular. Le sigue el tema que le da nombre al disco, “Three Futures” es una balada psicodélica que pone la piel de gallina por su sonido tan nostálgico y frío al mismo tiempo. “Righteous Woman” es tan complejo que se dispersa, sim embargo se rescata la letra que te acaricia con golpes y “Greener Stretch” comete el mismo error a la inversa, só lo que este no se salva de ser la típica cancion indie que ya se escuchó mil veces, sólo que con la voz de torres ya no es tan típica.
“Helen In The Woods”, es una apuesta más atrevida ya que tanto la parte instrumental, vocal y lírica se arriesgan con unos arreglos que resultan acertados y aportan la agresividad que el disco necesita. “Bad Baby Pie” sigue la onda del tercer tema, con los mismos aciertos.
“Marble Focus” posee tal vez la mejor letra del disco y un ritmo tan hermosamente natural que duele en el alma.
“Concrete Ganesha” se arriesga una vez más con la voz pero se estanca con la compleja estructura instrumental y la melodía, llegando a ser pesada a medida que pasa, a veces menos es más.
El proyecto finaliza con “To Be Given A Body”, una escalofriante obra maesta del indie rock perfecto para los momentos de lluvia (como absolutamente toda su discografía)

En conclusión, un disco que carece o hace mal uso de la percusión. El espíritu hogareño y particular de Torres sigue a la vista, pero ya no con tanta claridad. Aunque faltan himnos como “Cowboy Guilt” y “When Winter’s Over“, es un disco que se lo disfruta en la soledad y con volumen fuerte y con los bajos al punto de explotar.”

Escuchar en Spotify


21. Joaquín Sabina – “Lo Niego Todo”

El viejo se niega a caducar, después de un alucinante disco con Serrat, el bohemio nos presenta un proyecto sublime y reflexivo, y hasta entretenido a veces.

Desde que el disco abre con “No tan deprisa” notamos que el desgaste y la vejez son un plus para Sabina.

Miren yo tengo un problema con este artista que no me canso de criticar. En el 90% de sus canciones usa las mismas dos fórmulas para estructurarlas, aunque casi todas sus letras son hermosas, es bastante fácil predecir el ritmo de la siguiente linea, BASTANTE rutina, solo cambia los ritmos y la percusión, pero las sílabas y compases por frase son siempre los mismos.

Bueno digo esto, porque el otro 10% restante está en sus intentos de “rap” y en este disco. OJO, nunca dije que Sabina sea malo o mediocre, sino no hubiese llegado tan lejos con su formulita, pero es grato verlo variar finalmente. Escuchen nomas “Postdata” o “Leningrado”, parece otro artista totalmente distinto pero igual de bueno, y todo esto se lo debemos a Leiva que salió de ser un productor cualquiera y usó a Sabina como un mazo de acero cuando necesitábamos un martillo pequeño.

Entre mis favoritas está “Sin Pena ni Gloria”, un tema con alma de sobra, con esos clásicos conjuros en los estribillos, pero con una producción moderna y audaz.

Como se habrán dado cuenta, no suelo escuchar mucha música en español, más por ignorancia que por decisión propia, así que tomen a este disco, como un maldito obligatorio en su playlist.

Escuchar en Spotify


20. Dirty Heads – “Swim Team”

Dios, que difícil fue decidir si poner a este disco en mis favoritos o botarlo al basurero.

Dirty Heads volvieron más sobreproducidos y blanquitos que nunca, la experimentación nunca se fue tan al carajo. Pero, ¿podemos decir que es malo?

Miren, temas como “Mad at it” son tan extraños que llegan a gustarte. Otros como “God Damn Liar” son perfectos, pero no reconoces a la banda en ningún momento. Y los últimos temas del disco “Lonely For Me” y “West Coast” son exclusivos para consumir cannabis hasta toser sangre.

Aunque no es ni de cerca de los mejores discos de esta banda, y a pesar de su exagerada sobre producción y comercialidad, es un disco que no cae en lo mediocre, se esforzó tanto por salir del cliché, que no solo logró, se salio del pedo y se fué a la mierda. (Amo mi amplio y cordial vocabulario)

Escuchar en Spotify


19. Imagine Dragons – “Evolve”

“[Reseña de mi Facebook 23/06/2017]

Imagine Dragons ya tiene su identidad definida, con comienzos tranquilos y estribillos pegadizos. Esta ocasión no es la excepción, sin embargo a pesar de ser un disco agradable, faltan esas sorpresas que hacen que el nombre de la banda surja en conversaciones de bares.
Es comprensible que es difícil superar a sus anteriores discos, siempre dejaban sorpresas, como previamente fue “Polaroid” que sale del contexto de su disco. Esto es algo malo y bueno a la vez, ya que a pesar de que el disco tenga un ritmo constante y definido, pasa a ser repetitivo y agotador, sin embago sigue siendo “agradable”.
Se siente incluso la inspiración de Daft Punk, y a pesar de que no está 100% logrado, se siente el esfuerzo y se salva de ser mediocre, (Linkin Park Q.E.P.D). Un disco para escuchar con amigos, sin mas que agregar.”

Escuchar en Spotify


18. Lil Peep – “Come Over When You’re Sober, Pt. 1”

Una de las tendencias más fuertes de este año fue el “Trap“, que ahora tiene más foco que nunca. Sin embargo este género no es más que mezclas y variaciones de otros sub géneros del rap y del hip hop, bueno, uno de estos sub géneros es el el Emo-Rap.

Lil Peep tuvo una corta vida, a sólo un par de meses de sacar su exitoso disco debut, sufrió una sobredosis, debido a su vida llena de excesos y depresiones.

Sin embargo, su trayectoria, interpretación y estilo son para otra conversación.

Este oscuro disco abre con “Benz Truck”, con una producción bastante “Spector” llena de angustia y una letra bastante profunda. “Save That Shit” es una tétrica interpretación que causa escalofríos, pero es tan rítmica que uno no la puede dejar de escuchar.

Hay que aplaudir el sampling en toda la obra de Peep, pero con “Awful Things”, el sencillo estrella de este disco que llegó a Billboard 200, el sample es solo un pequeño fragmento de una obra maestra.

Es triste escuchar un tema tan hermosamente deprimente como “Better Off (Dying)” que describe acertadamente la arriesgada vida del artista, que llego a cumplirse al pie de la letra.

Finalmente podemos mencionar a “Problems”, tema que cierra el disco y la carrera de Peep, te deja con ganas de tragar pastillas hasta desmayarte, escuchar más, y escribir poesía pesimista.

En verdad es una pena que alguien con semejante talento se haya ido tan temprano, siempre debemos agradecer sin embargo todo el arte que dejó en este planeta, tal es caso de sus futuros clásicos como “Crybaby” o este particular y hermoso disco.

Escuchar en Spotify


17. Paramore – “After Laughter”

“[Reseña de mi Facebook 10/05/2017]

El “new wave” ochentero renace con este nuevo material. Un disco no tan diferente a lo último que la banda estuvo haciendo, pero logra triunfar de todas formas.
Dejemos atrás el deseo que una banda vuelva a sus raíces rebeldes, si quieren una banda pop-punk hoy en el 2017 escuchen “The Menzingers” (que lo hacen de puta madre y sin faltar el respeto a nadie). Paramore se dió la libertad de cambiar de estilo completamente a una clase de “Synth Pop” revival y a diferencia de “Fall Out Boy” por ejemplo (¡qué dolor!), lo hizo de una manera sublime. Melodías pegajosas, lírica de todo tipo sin redundancia, una estética rosada y definida; y baladas que conmocionan.
Todo y más de lo que se podía pedir. Temazo tras temazo, mas no cabe duda que “Hard Times” pasará a ser un clásico de la banda. (ya es una de mis favoritas de su discografía). Instrumentalmente es sin lugar a dudas su mejor disco.
Un viaje en el tiempo y un tributo a toda una generación. Es como escuchar los comerciales “old school” de Vh1 en alta definición.”

Escuchar en Spotify


16. Foo Fighters – “Concrete Gold”

“[Reseña de mi Facebook 12/08/2017]

Los pioneros del Post-Grunge nos regalan arte una vez más con un brilloso álbum lleno de energía positiva y optimismo. Un año bastante difícil para la música viene a ser rescatado por el agresivo sonido de un disco con alma de héroe.
Desde “T-Shirt”, el prólogo del disco, uno se da cuenta que está viajando a otra dimensión, donde el hard rock, por alguna razón, estalla en pleno siglo 21.
Cuesta mucho hallarle algo malo al disco, aunque quisiera encontrar algún tipo de tropiezo, o ritmos repetidos, de alguna manera exploramos sonidos versátiles sin ningún momento dudar que se trata de la banda. Canciones como “La Dee Da” por ejemplo, presumen de un sonido más experimental, y cuando más cómodo uno se encuentra, boom, todo se desgarra, y el espíritu grungero vuelve a la vida.
No es ni de cerca un disco perfecto, pero definitivamente no llegará al olvido, y se rescatarán unos cuantos clásicos eternos de seguro, como “Arrows” un tema bastante indie rock que experimenta con cambios de rango tan acertados, que rozan lo absurdo.
“Happy Ever After (Zero Hour)” sirve como “encore” y te prepara a la última parte del disco con una dulce balada con una letra exquisíta y “Sunday Rain” sin lugar a dudas es el plato fuerte y protagonista de la fiesta, un tema que a pesar de superar los seis minutos, se siente corto, pero si se lo combina con “The Line”, ambos conciben un cierre perfecto para el álbum, llevando al profesionalismo instrumental a sus límites.
Finalmente el último tema que le da nombre al disco, son las últimas palabras de un pirata condenado a muerte, pero cuyo tesoro aún queda enterrado. Un tesoro que se puede escuchar en la misma melodía.
No esperé para nada que aún quedara espacio para más discazos este 2017 (después de tantos), pero “Concrete and Gold” me da la fe que necesito para confiar en los futuros proyectos, así que “The Killers”, nos vemos la siguiente semana.”

Escuchar en Spotify


15. Bad Cop/Bad Cop – “Warriors”

Una de mis bandas “nuevas” favoritas, y un LP más que carismático. Desde los primeros cinco segundos de “Retrograde” uno se engancha y se niega a bajar el volumen.
Una onda que recuerda muchísimo al “Skate Punk” de principios de los 00´s, con la velocidad rápida justificada, el harcore melódico progresivo pero muy bien producido.
Estas chicas además saben escribir, trabajar como banda, una coordinación que en estas épocas se ve muy poco. Sólo escucha “I´m Done” o su sencillo líder “Womanarchist”. “Victoria” es la canción mas karaokeable, dedicable, y tocable en vivo ( ̶c̶o̶m̶o̶ ̶m̶i̶ ̶e̶x̶,̶ ̶o̶k̶ ̶n̶o̶). “Amputations” funciona como un tranquilizante para escuchar “Broken” mi favorito del disco.
Nos vamos al carajo con “Wild me” el tema más trabajado y completo musicalmente, una joyita, y luego el tema que le da nombre al disco expone la buena comunicación y coordinación de la banda que ya mencioné. “Kids” y “Brains for Lovers” cierran un disco de manera pop-punk noventera.
Tenemos un disco viajero del tiempo y un gran crecimiento de la banda en muy poco tiempo que transcurrió desde su disco debut, sin duda se merecen un reconocimiento. Además, pocas bandas feministas consiguen este foco y logran defenderse tan bien.

Escuchar en Spotify


14. Propagandhi – “Victory Lap”

“[Reseña de mi Facebook 30/08/2017]

Desde que ésta banda firmó con el sello Epitah, lo único que hizo fue revolucionar el mundo del punk y del trash, creando el híbrido perfecto en la mezcla de ambos.
Es como Jawbreaker teniendo sexo con Metallica.
A pesar de no ser tan fanático de esta mezcla, tengo que reconocerlos por ser una de las pocas bandas que no cambian el hardcore melódico por nada, y este proyecto a buenas o a malas, no dejará a nadie indiferente.
Con la canción que lo bautiza,el disco abre con velocidad y letra impecable, recordándonos que Propagandhi se niega a perder la anarquía musical.
“Comply/Resist” recuerda mucho a los primeros proyectos de la banda, cuando no se encontraban tan involucradas en el mundo del crossover trash. Ni hablar de “Cop Just Out Of Frame” destinada a convertirse en un himno seguro.
Es con “When all Your Fears Collide” cuando apreciamos la madurez técnica conseguida con Epitah, la primera canción pesada del disco y con “Letters To A Young anus” sentimos unas vibras más a lo Dead Kennedys, pero con trash obvio.
“Lower Order/A Good Laugh” te engaña con los primeros minutos que parecen trash neto y pesado, para luego alivianarse melódicamente y ser hasta bailable. Lo mismo pasa con “Failed Imagineer”, pero este no es tan bueno.
“Call Before You Dig” sólo peca de ser demasiado sobrecargado, pero es en este tema cuando la voz de Chris Hannah llega a su clímax.
La manzana más venenosa es “Nigredo”, que obtiene cinco estrellas en instrumentación y con “In Flagrante Delicto” son las más oscuras.
La velocidad punki regresa con “Tartuffe” que no deja dar un respiro a la complejidad de este disco tan trabajado.
“Adventures In Zoochosis” cierra el disco y hace caer de culo a todo oyente, una cancion que viola a tolo lo hecho anteriormente por la banda, una hermosa canción que se lleva el favoritismo, cinco estrellas en todos los aspectos y posiblemente una de las mejores canciones del año.
La versión deluxe incluye “Wishing” una canción que supera a la mayoría del disco simplemente por su ritmo pegadizo. “Beyond” y “Technocracy” son agradables pero demasiado simples, haciendo contraste con el disco y finalmente “Laughing Stock” es un clásico para fanáticos.

No se cómo explicarme.
El trash no es muy de mi gusto, pero es un puto disco bien hecho.”

Escuchar en Spotify


13. Rancid – “Trouble Maker”

“[Reseña de mi Facebook 6/06/2017]

Es difícil ser una banda de punk rock grande en estas épocas sin ser llamado vendido, ya que toda grandeza viene con éxito comercial. Sin embargo hay tres bandas que supieron conservar la fidelidad de su fanaticada y el respeto de todo el contexto “underground” sin perder su aroma a pesar de sus constantes cambios y brotes de madurez.
Una de esas bandas es NOFX, que sacó uno de sus mejores discos el año pasado (First Ditch Effort), la segunda es Bad Religion, que ya está en pre producción de su siguiente proyecto.
Finalmente tenemos a Rancid, una de las bandas más versátiles de la historia. Muchas bandas pueden hacer Ska, Hardcore y pop punk al mismo tiempo, pero solo una es experta en cada uno de estos subgéneros.
Trouble Maker no sólo trae de vuelta a su antiguo logo, sino también a toda esa generación de discos energéticos y profundos, que no pierden calidad con la velocidad, y que se toma la libertad de brillar a pesar de leves desafinaciones.

Como siempre la composición sublime de Tim Armstrong nos demuestra que la adolescencia puede ser eterna y que el punk no estaba muerto, sólo andaba de parranda.
La estética auditiva de este álbum esta hecha para los viejos fanáticos, para los más nostálgicos. Es como escuchar rancid por primera vez. Y para los que descubren recién este mundo, es una puerta abierta a esta bella euforia que rancid nos puede brindar.
En este disco hay desde una especie de tributo a Johnny Cash con “Telegraph Avenue”, pasando por uno de los clásicos ska jamaiquinos tan característicos de la banda con “Where I’m Going”, una despedida a Chuck Berry en “Bovver Rock and Roll”, una fresca canción de amor callejero “Beauty of the Pool Hall”, hasta llegar a uno de los mejores malditos cierres de álbum de la historia de la música con “This Is Not the End”.

Para todos los que pedían un disco “Old School” acá lo tienen, fresco, original, dedicado y sobre todos los adjetivos, oportuno. “

Escuchar en Spotify


12. Charly García – “Random”

Charly es alguien que jamás hace las cosas a la estúpida, todo lo que dice es una bendición para el lenguaje y la literatura, y todas las melodías que componen son un milagro, jugando con estribillos tan complejos pero sencillos de escuchar.

El disco abre con “La Máquina de ser Feliz” que al mismo tiempo sirve como primer corte, una oda a la inocencia perdida y a la soledad, Charly manifiesta su desesperación respecto a los que no se dan cuenta de lo maravillosas que son las cosas pequeñas.

Luego el disco pasa a describirnos a la excéntrica joven moderna en “Ella es tan Kubrick”, con ritmos muchísimo más ochenteros, con esa actitud “revival” que tanto caracteriza al artista.

Pasamos a una de mis favoritas del disco, “Primavera” denuncia las desventajas de esta era tecnológica, con una instrumentación de primer nivel, unos hermosos y cambiantes estribillos, Charly nos dice que hoy está más joven que ayer, y yo le creo.

“Rivalidad” es un tema con más velocidad, cuya magia se encuentra en los versos que pueden adaptarse al sentido que el oyente le quiera dar, y una melodía fantástica y pegadiza; “Otro” es “otro” de los platos fuertes en el disco, una canción llena de energía con una producción de primer nivel, un tema que definitivamente encaja en mis playlist más extrañas, una mezcla de Lo-Fi y Pop-Rock cuyo único problema es ser demasiado corta.

Pisamos un poco el freno con una hermosa balada llamada “Lluvia”, todos pensamos alguna vez que el colchón nos chupó la angustia en una tarde lluviosa, un tema científicamente diseñada por un profesional para ser escuchada durante una maldita tarde lluviosa, los pelos se ponen de punta cada que se escucha “… ya ves …”.

Con el siguiente tema, “Believe” buscamos a alguien que no nos mienta, en inglés. Si, la música es hermosa, el ritmo y la velocidad son más que acertados, pero esta rola es solo una previa para otra de mis favoritas del disco, “Amigos de Dios”, otra denuncia a la martirización de figuras públicas y a la banalización causada por los medios de comunicación. Una canción necesaria y oportuna.

Una balada sublime con una letra que saca lágrimas al más guerrero, uno tiene que golpear la pared para volver a sentirse hombre, “Spector” es un tema de amor, no como el trap y esas mamadas. Cerramos con “Mundo B”, una canción más conceptual que explica cómo este planeta se esta matando, y convirtiéndose en un show de comedia al mismo tiempo, es cuando se va al carajo (en el buen sentido), y acaba esta fantástica rola con una onda “Beatle”.

Una sesión de escucha a Random, es un verdadero ritual, es imposible que acabes el año sin pasar por él.

Escuchar en Spotify


11. The Expendables – “Moment EP”

A falta de Sublime, tenemos a la mejor y una de las pocas bandas de Reggae Rock del Siglo XXI. Últimamente pasó a ser de mis bandas favoritas en general y considero casi perfecto casi todo lo que hacen. ¡Escucha todo lo que puedas de esta banda de dioses!

De pies a cabeza, todo el EP es una autentica delicia, “Goodbye for Now” es una canción que te dice “sacá el encendedor” y “I Won’t Give Up” (mi favorita) dice “ya sabes qué encender”. Esta última canción es un orgasmo donde quiera que la escuches, cómo amo esta banda.

Nos acercamos más al ska con “Pace Yourself” que tiene a Jah desde el primer hasta el último segundo, un tema totalmente índico. “Stay Now” es un ritual sagrado que hay que disfrutarlo a obscuras, su estribillo es hipnótico e imposible de ser más hermoso.

Uta, uta, ¿quieren hacerse a los complejos y diferentes?, escuchen “Thinking ‘bout This One” y cierren bocas. Cerramos con “Without Love” y unas trompetas a contrapunto que encajan a la perfección, una fantasía real.

Odio que esta banda sea tan infravalorada, siendo la mejor en el reggae rock actual por mucho, y odio que su desconocimiento sea por la saga de películas “The Expendables” que le quita todo el crédito en internet.

Este disco me lleva directo a la felicidad inocente de mi infancia.

Escuchar en Soundcloud

(Este disco es muy jodidamente difícil de conseguir online, si lo necesitas, ¡contáctame y te lo paso!)


10. Gorillaz – “Humanz”

Mierda que esperamos demasiado. Y regresaron más que acompañados.

El disco callejero abre con “Ascesion” seguida de “Saturn Barz” que es única y negra, la primera de su tipo en el catálogo Gorillaz. A “Momentz” solo lo puedo describir como cool, rinde tributo muy bien a la trayectoria y es justo lo que los fanático más babosos esperan del disco.

Otros temas como “Charger” y “Andromeda” son para escucharlos con el bajo al máximo, la psicodelia es mucho más disfrutable. Y nos deslizamos a la calma y nostalgia con “Busted and Blue” y “Let Me Out” que son más temas de lluvia, una lluvia de colores.

Si les gusta más la velocidad y lo electrónico, disfrutarán “She’s My Collar”. La verdadera innovación se encuentra en “Hallelujah Money” un tema pasado de instrumental al que hay que tener paciencia para digerirlo.

El disco cierra con la hermosa y optimista “We Got The Power” bastante cantable y saltable.

Finalmente se abre una nueva fase en el mundo Gorillaz, una fase bastante encaminada a la trascendencia, y con guiños a su trayectoria entera. Si esta diversidad se mantiene, la banda perdurará muchísimo más.

Escuchar en Spotify


9. Weezer – “Pacific Daydream”

“[Reseña de mi Facebook 25/10/2017]

Después de sacar dos discos sumamente excelentes los años 2014 y 2016 y antes de sacar su prometido y esperado “Black Album” este 2018, Weezer nos presenta las canciones que no lograron clasificar a este último, pero aún así son lo suficientemente buenas para salir a la luz.
El disco abre con “Mexican Fender”, una balada de playa con un estribillo gracioso y relajante. “Beach Boys” es un indie bastante alejado a lo que la banda suele hacer.
El lead single del disco es “Feels Like Summer” que al mismo tiempo es la razón de existir de este disco, un tema que continua con las vibras del disco blanco, pero que puede ser reproducido tranquilamente en una fiesta moderna.
“Happy Hour” es de lo mejor que tiene el disco, una ves más River Cuomo presumiendo el demonio compositor que es, sin salir de la estética del disco.
“Weekend Woman” es mi favorita personal, una melodía reciclada de un b-side antiguo de la banda que calza perfectamente y resuena de manera hermosa. “QB Blitz” es el coro alrededor de la fogata y lo más nostálgico que encontraremos en el disco, prestar atención a la letra ya que Cuomo se va al carajo (en el buen sentido) una estructura que recuerda a “Put me back together” uno de mis temas favoritos de la banda.
Volvemos en el tiempo con “Sweet Mary” pero sin salir del calor de la fiesta de fogata, acá lo que más se admira es la voz de Cuomo que llega a su clímax. “Get Right” comienza con una guitarra sublime y retro, el sonido va creciendo y la banda hace crecer su pedestal en el fantástico estribillo, en el segundo verso comienza la maravilla. “La Mancha Screwjob” recuerda a “Pork & Beans” pero con un estribillo más ajustado, en verdad es el disco de los estribillos, no le fallaron a uno, mucho chicle pegajoso.
El disco termina con “Any Friend Of Diane´s” con una vibras totalmente distintas, una playa más marihuanera, una letra más simple pero una cara instrumental más pulida. El solo de guitarra acústica es hermoso, hermoso y hermoso. Nos obliga a aplaudir al final de tremenda fiesta y nos recuerda que lo bueno está en las amistades.
Es irónico que el disco más pulido y limpio sea el más experimental que consiguieron.
El disco es muy bueno, pero uno espera más sabiendo que se trata de semejante banda, aún así sabiendo que el “Black Album” está obligado a ser mejor, el optimismo aumenta.
Quitando lo último e ignorando la opinión del fandom, Weezer es genial incluso en este disco tan experimental y alejado a lo común. Honestamente esperaba mucho menos, y estoy feliz con lo que acabo de escuchar. Nada super perfecto pero nada mediocre.
Junto con “After Laughter” de Paramore, se convierten en los discos más felices y coloridos del año.
Con la primera escucha deja satisfecho, pero estoy seguro que puede crecer más con las que le siguen.”

Escuchar en Spotify


8. The Killers – “Wonderful Wonderful”

“[Reseña de mi Facebook 21/08/2017]

Wonderful Wonderful es un disco destinado a sorprender para bien o para mal, ¿el veredicto?
The Killers abre su proyecto más experimental con el tema que le da título al disco, una balada psicodélica con arreglos electrónicos y con un estribillo indie regularmente pegadizo pero nada innovador. Luego viene su primer sencillo “The Man” un tema bastante trabajado y sobreproducido, pero exageradamente alejado a sus trabajos anteriores (el cambio no es malo, lo malo es incomodar a tu culto).
Llegando a “Rut”, el disco sube su calidad considerablemente, una balada con aires de lo ya visto en Battle Born (2012), para luego llegar a “Run For Cover”, una canción protagonista de cinco estrellas que fácilmente se puede comparar con clásicos como “Mr Brightside” o “Somebody Told Me”. A continuación viene “Tyson vs. Douglas”, que no tiene nada que envidiarle a su predecesor, una melodía bastante nostálgica y poderosa.
Con “Some Kind of Love” entramos a la parte colorida del disco, una vez mas volvemos a lo experimental, un tributo a Brian Eno (que cuenta con su participación) e intenta con regular éxito, meterse en la moda indie que tanto suena estos días.
Sin embargo con “Out of My Mind” si se tiene éxito en demostrar cómo una banda debe evolucionar, (o experimentar), una excelente canción con lírica sublime que hace recuerdo a MGMT, instrumentalmente perfecta, y estúpidamente pegadiza.
“The Calling” oh dios, ¿en serio este disco existe? Con este tema se revela la sorpresiva versatilidad que puede tener una banda dentro de un disco, sin caer en lo mediocre (lo siento tanto Linkin Park, con todo respeto), al llegar a esta canción, ya es uno de mis discos favoritos del año sin duda alguna.
Para cerrar con broche de oro, “Have All the Songs Been Written?” con una balada nostálgica e inspiradora.
En la edición deluxe, los remix de “The Man” son indiferentes y “Money on Straight” es un tema con demasiada psicodelia, tanta, que no pudo clasificar al disco. No se encuentra al nivel del disco, sin embargo no es un tema desechable para nada.
En fin, un disco recomendable que muestra la explosión de creatividad que tiene la banda.”

Escuchar en Spotify


7. El Cuarteto de Nos – “Apocalipsis Zombie”

“[Reseña de mi Facebook 12/05/2017]

Hay quienes están cansados de tanto cambio de género, hay otros que dicen que nada pueden hacer mal. El Cuarteto nos presenta no música que nos guste, música que necesitamos, mas bien. (𝐯̶𝐢̶𝐞̶𝐣̶𝐢̶𝐭̶𝐚̶)
“AZ” es una especie de ópera rock disfrazada, que cuenta la historia de una especie de “Avengers” latinoamericanos, cada uno con una particularidad que refleja y al mismo tiempo parodia a la globalización y posmodernidad.
Antes de continuar, no esperen un disco “Rap-Rock”, esta banda cambia de género todo el tiempo y deberían saberlo si no son nuevos oyentes.
Musicalmente puede sentirse un poco repetitivo, a pesar de tener ritmos latinos bastante agradables, incluso sin hacer contraste con su disco anterior, pero en cuanto a la lírica, wow, creo que un “wow” lo resume. Hay canciones para momentos buenos y malos del día.
Cosa hermosa este proyecto, no mejor que la trilogía “raro” pero definitivamente mejor que “Habla tu Espejo“. Recomendadísimo.”

Escuchar en Spotify


6. Blink-182 – “California Deluxe Edition”

“[Reseña de mi Facebook 16/05/2017]

Después de sacar el año pasado uno de los mejores discos de su carrera, una bienvenida a Matt Skiba en la guitarra y voz, y un espíritu original y fresco, para ser una banda con tantos años de trayectoria, sale la versión deluxe.
Doce temas nuevos que fácilmente podrían componer otro disco completo, el único error que cometieron fue no hacerlo, ya que las nuevas canciones ¡superan por mucho a las originales del disco!
Fácilmente puede llegar a ser el proyecto del año, con temas que hacen tributo a su propio pasado. Los temas cliché se esfumaron y nos ofrecen su disco más profesional, son temas que se pegan desde la primera escuchada y no puedes reproducirlos sólo una vez.
“6/8” es mi nueva canción favorita temporalmente, y es una respuesta perfecta a los fans ardidos que no conocen a Alkaline Trio, la banda original de Skiba y una banda muy superior a Blink, (a mi gusto)
La versión acústica de “Bored to death” te hace derramar lágrimas.
Gracias por darnos música profunda una vez más, tengo sentimientos encontrados y probablemente esta noche duerma con los audífonos puestos.
Explotaron todo lo mejor de “California” y lo multiplicaron por mil. Oficialmente los gritos de Skiba son los gritos de mi alma. 

Escuchar en Spotify


5. Eminem – “Revival”

Atentos a la última reseña del año, sin duda es un disco obligatorio.
Comencemos con “Walk on Water” que abre este disco de denuncia con un rap sin percusión en la base y con Beyoncé en el estribillo. Un tema bastante fuerte y hermoso, que explota de lamento y angustia a vísperas de una capitalista navidad.
Luego Shady se hace la burla del ridículo del trap demostrando lo que es talento de verdad. Otro tema cinco estrellas y más divertido de escuchar, eso es “Believe”. Chloraseptic, es sin motivos más negra que lo que debería, no me gusta esa formula, pero no es mala.
Después viene “Untouchable”, el sencillo lider que tiene todo lo que se esperaba del disco, se concibe desde rimas imposibles y complejas bastante asombrosas. Luego llegamos a la parte que no quería llegar, la colaboración con Sheeran, qeu odio admitir que es muy buena y de lo mejor del disco, “River” tiene un millón de refencias en la letra y tiene una base tan delicada que hace que hasta Ed Sheeran sea creíble.
“Remind Me” es una verdadera joya y la mejor, este cabrón se atrevió a samplear a Joan Jett, maldita sea, que lo parió.
Alicia Keys interviene en “Like Home”, pero Shady sigue siendo el total protagonista, de hecho el estribillo le quita mucho al tema. “Bad Husband” es otra colaboración que me cuesta digerir pero jala y continúan las directas a Kim, y lamentablemente hasta me suena a single.
¿Quieren saltar? “Framed” está para eso, un tema que está a una velocidad karaokeable, tiene una base pegajosa, una letra graciosísima, y mmm, sip, es mi favorita junto con “Remind Me”.
Y pasamos a la colaboración que más esperaba personalmente, con Kehlani Tsunami papá!, este tema que creí que iba a tener un campo de fuerza de cannabis, es una maldita obra maestra, y la mejor colaboración del disco, “Nowhere Fast” es la única que pelea el protagonismo.
“Heat” es rap rock, damas y caballeros, es más rock que rap, chúpense esa, no diré nada más. “Offended” es una ensalada de todo lo que Eminem hizo, se queda.
Haha, ¿se acuerdan cuando Pink solicitó de manera acosadora colaborar con eminem? acá está el resultado, una cagada que casi deja espacio para el rapero al final, pero ese final vale la pena.
AHORA SAMPLEÓ ZOMBIE!!!!!! “In Your Head” es otro tributo rock, que samplea al clásico de Cramberries. Me arrodillo.
“Castle” nos baja las anfetaminas a al drama, una canción bastante potente dirigida a Hailie.
Terminamos con “Arose” una balada rap en la que el rapero entrega todo.
Muchas colaboraciones forzadas, pero muchos temazos, No mencioné a “Tragic Endings” con Skylar Grey, otra que no me esperaba gustar, y me terminó encantando. 77 minutos no son chiste, merece un aplauso, y una bofetada por llegar tan tarde en el año.

4. Brand New – “Science Fiction”

Science Fiction es el último disco que la banda sacó antes de su pronta separación este 2018, el primero en 8 años, el primero en llegar al Billboard 200,  indiscutiblemente el mejor en toda su trayectoria, y de lejos uno de los mejores trabajos del punk rock en la era moderna.

El macabro disco abre con “Lit Me Up”, donde escuchamos una percusión alternativa y un más que obvio crecimiento de la banda, una madurez impresionante y una influencia de lo gótico bastante marcada. OJO, antes de seguir, son canciones a las que tienes que darles tiempo, no las cortes, disfrútalas de principio a fin.

Recuerdo que la primera vez que escuché “Can’t  Get It Out” (mi favorita del álbum) me quedé mirando la pared con la boca abierta, este disco despierta todo tipo de amor y remordimiento guardado y juegan con la estabilidad mental de sus oyentes, cuidado con quebrarse eh, “Waste” por ejemplo parece estar compuesta por el mismo lucifer, una coordinación radicalmente buena y unos estribillos que queman el cerebro.

Luego “Could Never Be Heaven” es un himno guerrero que puedes dedicar a quien quieras enamorar (de verdad, no la desperdicies). “Same Logic/Teeth” es más de melómanos, una de las mejores del disco, una instrumentación y riff gratos.

A continuación “137” regresa a lo oscuro, un emo-punk más motoquero que va creciendo hasta explotar en un solo de guitarra sicario. Incuso más complejidad en los riffs con “Out of Mana” una canción que te acaricia el pelo para luego escupirte en la cara (en el buen sentido, si se puede) gran tema.

“In the Water” es otro monstruo en la ciudad que solo sirve para presumir profesionalismo, a pesar de eso, los tintes macabros continúan en “Desert”, una canción de fogata más indie que todo el disco, pero más fácil de digerir que la mayoría.

“No Control” es bastante grunge pero con la voz depresiva, una vez más todos los instrumentos hacen el amor. “451” es un tema cambiante que se apoya en los arreglos, más ruidos que la mayoría del disco, pero con las pausas necesarias para que descansemos. El disco cierra con “Batter Up” una de las mejores baladas de punk en todos los tiempos, que una vez más me deja sin palabras para describirla.

No estoy ignorando los problemas que Jesse Lacey tiene estos momentos (Repudio todo tipo de acoso y abuso sexual). Sin embargo no puedo quitarle al disco lo que merece. Cinco Estrellas.

Escuchar en Spotify


3. The Menzingers – “After Party”

Mi banda “moderna” favorita no me decepcionó nunca, estuve seguro que el disco sería una joya y fue incluso más de lo que esperé, no lo pierdas de vista, conoce esta hermosa banda, comprende su letra, sonríe.

Comenzamos con “Tellin’ Lies” un tema más positivo y menos salvaje a lo que estamos acostumbrados de la banda, bastante chicloso y como siempre, ningún estribillo de la banda decepciona, “Thick as Thieves” es más a lo que el resto del disco se parece, una estructura punk de la nueva era bastante marcado.

Ahora se presenta “Lookers” que es de lo mejorcito del disco, bastante arriesgado, con turbulencias, pero aterriza como mantequilla al pan, este es el tipo de tema que toda banda nueva debería aspirar a hacer. “Midwestern States” tiene una melodía infantil y guitarras agresivas ( ̶c̶o̶m̶o̶ ̶m̶i̶ ̶e̶x̶), y luego “Charlie’s Army” nos recuerda a quienes estamos escuchando, una estructura clásica y agradable.

Ya nos acercamos a la mitad con “House on Fire” que hace que todo valga la pena, una progresión más amable y unos tiempo más ajustados para escucharlos mientras caminas por la calle, sin temor a cruzar en rojo. Luego nos acercamos más al indie punk con “Black Mass” un tema lento pero que NO es balada, un himno, mas bien.

La mejor comunicación se da en “Boy Blue”, donde cada instrumento tiene su espacio de brillo, y finalmente escuchamos los gritos de Greg Barnett. A continuación “Bad Catholics” uno de los mejores sencillos que sacó la banda, una estructura más alternativa con el riff ramonero, y el estribillo que se disfruta como a sexo.

“Your Wild Years” se parece más a lo que hacen The Gaslight Anthem, es muy buena, pero no brilla tanto ante semejante disco; sin embargo “The Bars” te hace caer del asiento, con una onda Weezer adolescente de garage, que extrañamente combina con la banda a la perfección.

“After the Party” la canción que bautiza al disco, también es una de las mejores de la banda, y del año, la composición si que es espectacular, acá tenemos que escuchar la letra atentamente, pues es lo mejor de lejos, y dios, qué estribillo más acertado y orgásmico.

Cerramos con “Livin’ Ain’t Easy”, una pseudo balada que te llevan a la reflexión y te hacen dar ganas de mirar al cielo mientras llueve.

Por alguna razón, lo único que hace esta banda es mejorar disco tras disco, y con la disciplina que tienen, no me cabe duda que llegarán muy lejos (más aún).

Escuchar en Spotify


2. Jade Jackson – “Gilded”

La sorpresa del año, el disco debut de esta grandiosa mujer con su voz asesina y llena de adrenalina me hizo llorar y temblar la primera vez que la oí, sonreír y cantar las siguientes. Canciones perfectas con una voz perfecta, y la colaboración de Mike Ness (de Social Distortion) .

El disco abre con “Aden”, mi canción favorita del año por mucho, una balada que empieza a mil por ciento con la voz mágica de la artista, unos instrumentos delicados y justificados, un estribillo más que perfecto, una letra estúpidamente nostálgica capaz de hacer llorar a cualquier rockerito, unos arreglos terriblemente amorosos. La que canta no es Jade, es su alma.

Para los que no son crédulos, “Back When” patea con el mismo feeling exageradamente apasionado, una canción viajera que se toma su tiempo para brillar y habla de los recuerdos de lo perdido, una vez más la instrumentación perfecta.

Después “Bridges” se mantiene como balada, apoyada mucho más en una melodía y letra de superación y la voz que no es de este planeta. “Finish Line” se va mas a las raíces del género, aunque sigue sin parecerse a nada que se haya hecho antes, esta mujer es una bruja.

Luego entramos a un blues más “western”, rápido y percusionado con “Troubled End”, una oda a la  liberación, mientras se escucha “but it’s to late to go back now” es muy difícil quedar con la misma cara. El bajo se intensifica con “Good Time Gone”, un tema más cruel pero igual de sublime, una letra más rápida y una guitarra estraña y acertada.

“Salt to Sugar” tiene un riff más experimental, una tonalidades similares, pero no se siente pesado, este disco es todo menos aburrido y repetitivo. Luego viene “No Guarantees” otro de mis favoritos del año y perfecto de punta a cola, lo mejor de esta canción es la letra que nos dice que “no es difícil estar inestable, porque en el amor no hay garantías” NOOOO!! no hay palabras que puedan describir esta emoción, similar a estar en la fila del concierto de Green Day.

“Motorcycle” es el tipo de tema que saldría en “Sons of Anarchy” (así de bueno), y finalmente “Gilded”, el homónimo del disco es perfecta para cerrar esta sesión, una vez más con una voz angelical y extremadamente bella.

Gracias por tanto Jade Jackson, sin duda alguna tendrás una gran carrera y llegarás muy lejos. Un disco obligatorio e indiferente a gustos.

Escuchar en Spotify


1. The Lillingtons – “Stella Sapiente”

Bueno, mi reacción y reseña en facebook mientras escuchaba el disco vale oro:

“[Reseña de mi Facebook 11/10/2017]

Después de once años, esta banda excepcional regresa satisfaciendo toda expectativa y rozando con lo perfecto.

“Golden Dawn/Knights Templar” es el tema doble que inaugura el disco de la mejor manera, con calma al comienzo y con explosiones de punk clásico. “Insect Nightmares” es otro tema cinco estrellas que parece estar basado en “La metamorfósis” de Kafka, mostrándonos que la banda puede equilibrar lo pegadizo con lo sombrío.
“Night Visions” es un tema más moderno a lo que acostumbra hacer la banda, y el profesionalismo instrumental abunda y tiene aromas post-punk a lo Joy Division. No me explico cómo hacen funcionar lo gótico en pleno 2017. Perfecto.
Si lo que leíste no te convence aún de escuchar a la banda, “K6” ataca con velocidad, luego “Zodiac” que podría ser fácilmente lo mejor del disco, con un riff de guitarra perfecto, un bajo que al igual que en todo el disco, es sublime.
“Pursuit of Pleasure” es un himno que refleja la madurez y experiencia de la banda, con una estructura sólida que hace dar ganas de asistir a un recital punk antiguo y sucio, una demostración de que el Pop-punk puede llegar a ser increíblemente profesional si se lo trabaja bien; “London Fog” recuerda a los misfits de Danzig, con unos coros angelicales, pero con ángeles del infierno y una distorsión espectacular, otra vez, el riff se roba la fiesta y el solo de guitarra al final es JODIDAMENTE ENFERMO.
Calmémonos un poco, “Cult of Dagon” regresa a la onda post-punk y presume un bajo hijo-de-puta (en el buen sentido) simple pero asesino, una letra bellísima y lo único malo de esta canción es que se acaba muy rápido en desvanecido.
Si el disco hubiese acabado ahí ya tendría mi aprobación absoluta, pero obvio, hay más placer.
“Villagers” es más crudo con onda Alkaline Trio, nos muestra una comunicación sólida entre cada miembro de la banda, rápida y autoconclusiva. Los Ramones estarían orgullosos. “The Walker” te hace creer que se viene una balada, pero se convierte en una belleza de himno que crece hasta llegar a hacerte sacar lágrimas en el estribillo, una vez más, acaba muy rápido, maldita sea.
Wow wow wow, que es esto, “They Live” le sube a las anfetaminas y nos mete en un ambiente ochentero que da escalofríos por toda la nostalgia que involucra, melodías y armonías excelent…CARAJO que buen solo. Aparte de ingenioso, el disco es estúpidamente variado, sin bajar de nivel en ningún momento.
“Drawing Down the Stars” de las anfetaminas nos vamos a la marihuana, un cierre perfecto para un disco perfecto. lágrimas de felicidad, una carrera entre la euforia y la gratitud. Euforia por lo tenebrosamente poderoso que es el disco, y gratitud hacia los Lillingtons que se coronan como Dioses (con mayúscula) al brindar semejante experiencia. Al parecer jugaron ouija o algo así, no sé cómo lo hicieron.

Una obra maestra de una infravaloradísima banda que hace justicia al rock, en serio, una escuchada no es suficiente. Todos temazos cinco estrellas que pasarán a ser clásicos, y uff, ni qué decir de las letras.

Sin lugar a dudas, de lo mejor del 2017 sin temor a equivocarme,
una perfecta invitación para los que no conocen a la banda y una linda experiencia para los fanáticos nostálgicos.”

Escuchar en Spotify


Eso es todo,  ¿tienes mucho por escuchar no? el año que viene llegan discos de Arctic Monkeys, Fall Out Boy, The Offspring, Bad Religion, Social Distortion, Ska-P, 30 Seconds To Mars, Attaque 77, MGMT, Pennywise entre otros, pero hasta entonces puedes disfrutar lo mejor del 2017.

No te olvides pasar por mis canciones favoritas del año: Click aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: