letras

Plumas

Mientras el atardecer hacía efecto en el lago

Podía verse bordeando en un rincón

Forzando torpemente sus últimos aleteos

Un agonizante y quebrado cisne sin vigor

 

Mucho más instantánea  que la noche

Se vió una sombra densa aterrizar

Acomodándose en las plumas del viejo cisne

Soy el cuervo, exclamó, y vengo a merendar

 

De nada te sirvió ese largo cuello  excéntrico

En qué te ayudó tu rosado color

Fuiste un  cisne de lago presumido y egocéntrico

Ahora eres solo un bulto  con un ligero temblor

 

Hazlo rápido, gritó el cisne sofocado

Tienes hambre, y yo no merezco sufrir

Si bien fui ególatra, vanidoso y maleducado

Fui también quien dio brillo a este jardín

jan_asselijn_-_the_threatened_swan-resized-600

 

Asesino serial y catador de música

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.