Reseña: «ENOLA HOLMES» (2020)

-Calificación: [3,6/10 ]

Meses atrás comencé una nueva columna de entradas, dedicada a mis adaptaciones o versiones favoritas de Sherlock Holmes en el cine, incluso si estas cintas no son fieles a la obra de Conan Doyle. Esta saga sigue en pie, pero en pausa. La película que reseñaré a continuación no forma parte de dicha colección.

Enola Holmes es la nueva apuesta de Netflix y quizás la principal del mes de septiembre, con una trama que se toma la libertad de «enriquecer» el mundo del detective más famoso del mundo.

La historia está basada en una saga de Nancy Springer que no leí, y no creo que me moleste en leer, así que mucho menos sé que tan fiel es la película a las novelas, por lo que no soy quien para criticarlas, así que enfoquémonos en la cinta.

Desde el momento de su concepción ya estaba pesimista, pero al ver el elenco y los nombres involucrados en la producción, abrí un poco la cabeza, igual la iba acabar viendo. Sin embargo mis sospechas fueron acertadas. La cinta, casi en todos sus aspectos, es lamentable. Desperdicia un reconocido elenco para contar una historia pesada, sin norte e inofensiva.

Usando recursos como la narración en primera persona y el rompimiento de la cuarta pared, la historia se hace inconsistente y en momentos vergonzosa. En lo personal, este recurso me parece pobre ya que pocas veces es usado bien, como en Fleabag por ejemplo (reseña click aquí), pero últimamente se la usa para explicar el argumento cuando no se encontró una manera creativa de encajar la explicación en la trama, ahí está uno de los principales motivos por los que odié Euphoria (reseña click aquí). No me lo cuentes, muéstralo.

Curiosamente dirigida por Harry Bradbeer, showrunner de Fleabag y escrita por Jack Thorne, co escritor de This is england 86, 88 y 90 (reseñas click aquí, aquí y aquí), de Skins, de Shameless y de Electric Dreams. Ninguno de esos títulos es menos que excelente, lo que me lleva a culpar a Netflix por producir tremendo bodrio.

Se trata de una fan fiction donde los discursos modernistas valen más que la precisión histórica, donde la idea de un personaje vale más que el mismo. Un elenco de lujo desperdiciado en vender la película. No pusieron a Millie Bobby Brown como prota porque sea buena actriz (que sí lo es), la pusieron por ser el rostro conocido de Stranger Things. Y eso se aplica a todo el elenco.

Millie Bobby Brown es británica, por lo que tiene todo el sentido verla por una vez en un rol británico, pero incluso así el guion la perjudica, parece que ni siquiera ella cree las palabra que pronuncia.

Es imposible elegir entre Sherlock o Mycroft por quién es el más caricaturizado. Y ni siquiera una buena caricaturización. Todos los personajes son bidimensionales, un error fatal en la mitología de Conan Doyle.

El cast incluye también a Henry Cavill, Sam Claflin, Helena Bonham Carter, Fiona Shaw, Frances de la Tour y Burn Gorman. No me explico cómo se las arreglaron para despilfarrar a tremendo catálogo de actores y actrices.

Cabe mencionar que durante la post producción, la película tuvo líos con The Conan Doyle Estate, quienes denunciaban que el Holmes «con sentimientos» mostrado en la película, no pertenece al dominio público, ya que esta etapa fue representada en las historias cortas de 1923 a 1927. Pues se equivocaron, porque el Holmes de esta película, que parece más un consejero y guardaespaldas de su hermano, no fue representado nunca en ninguna obra sana de Conan Doyle, y deberían agradecer que así fue.

La duración sobrepasa las dos horas. Puede que suene a una pérdida del tiempo, pero eso solamente se debe a que realmente lo es.

Para acabar, la trama tiene como cuatro desenlaces distintos que se destruyen entre sí, no sabe cómo mierda acabar, pero como carece de un clímax identificable, tampoco sabe como avanzó tanto. Además adelanta una posible secuela, que pongo mis manos al fuego desde ahora, a que nunca la tendrá.

No estoy forzándome a atacar a la película por sus doctrinas, en realidad es aburrida, carece del factor misterio, es predecible y no tiene ninguna razón de ser. No tiene ninguna gracia fuera de su gran elenco.

Si quieren una espectacular historia de aventuras y misterio que forme parte del lore de Sherlock Holmes, que reimagine este mundo y lo adapte a un público infantil y joven, pues vean Young Sherlock Holmes (reseña click aquí). Y si quieren ver Enola de todos modos, creo que me darán la razón después de arrepentirse.


-Fecha de estreno: 23 de septiembre de 2020
-Dirección: Harry Bradbeer
-Idioma original: Inglés
-Género: Aventura, misterio
Duración: 122 minutos

-Ficha en IMDB:https://www.imdb.com/title/tt7846844/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: