(Algunas de mis) lecturas memorables del 2019

*FRAGMENTO DE artículo originalmente publicado para la revista La Ramona del diario Opinión el día 19 de Enero de 2020. VER PUBLICACIÓN COMPLETA

El baile del reloj. Anne Tyler. Lumen.

Conocí a Tyler luego de ver una película ya olvidada llamada The Accidental Tourist (1988), un drama romántico un poco exagerado pero como de los que ya no se hace, e incluso a veces se suele echar de menos.

En fin, la película al ser una adaptación, me abrió las puertas al trabajo de una autora que resultó premiada con un Pulitzer. Por supuesto, no dejé pasar Ejercicios respiratorios (ER), obra que le dio mencionado reconocimiento.

Aunque de manera general, la perspectiva de la autora era lo suficientemente retorcida y diferente como para captar mi interés, para las siguientes novelas que me propuse de su catálogo, nunca pude pasarles más de los primeros dos capítulos. Eso hasta 2019.

Se trata de una novela de misterio bajo su firma, sobre la vida de una mujer que llama la atención desde su presentación, absorbiendo tu preocupación con los tropiezos de su vida, y cuyas imperfecciones son muy fáciles de interpelar con un lector nostálgico.

Willa, la prota, es la razón más que evidente por la que este libro es el mejor que leí el pasado año. Presenciamos pantallazos de su vida que se van en un pestañeo, y aun así encontramos detalles microscópicos que nos dan a entender el porqué de su ser, detalles que por más que salten a la vista lo damos por perdidos al instante, detalles que regresan en los momentos más inesperados.

El tema central a primera vista es el giro violento que puede tomar una vida incluso cuando parece estar en su etapa final, aunque yo lo describiría como un manifiesto, sobre cómo la sensación de soledad es una enfermedad longeva, pero curable.

Cuando comencé, me topé con una autora infinitamente madura y experta en recursos narrativos alternativos y novedosos (en contraste con ER), incluso para esta generación tan experimental. Y además del uso de una técnica tan tradicional como lo es jugar con más líneas temporales, con el extra de que Tyler perfeccionó el arte de la narración intrapersonal, una profesional que defiende la reputación de su nombre. Cuando lo terminé, lo digerí, y lo aplaudí.

Lo que empieza como un drama existencial y trágico, termina siendo casi una novela negra.

OTROS TÍTULOS RECOMENDADOS:

  • Todo por una chica. Nick Hornby. Anagrama. (Un drama adolescente sobre paternidad, amor y patinaje)
  • Quien pierde, paga. Stephen King. Plaza Janes. (Segunda parte de una trilogía de misterio y terror, del valga la redundancia, rey del terror)
  • Los Soprano y la filosofía. Richard Greene y Peter Vernezze. (Un magnífico repaso a profundidad sobre los conceptos complejos que maneja una de las mejores series de HBO)
  • Cocinar un oso. Mikael Niemi. Seix Barral. (Novela policíaca sueca, muy al estilo de la trilogía Millenium, y la única obra que leí con fecha de publicación de 2019)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: